viernes, 8 de septiembre de 2017

Vuelve la obligación del inglés en frecuencia

Aunque seguimos saturados con la "temporada alta" de nuestros clientes y las asistencias que desde nuestra consultoría hacemos de la nueva disciplina de los drones, en cuya comisión asesora y grupos de trabajo participan desde abril algunos de nuestros compañeros, no podíamos dejar de hacer referencia a un conflicto de intereses que no es viejo y vuelve a la palestra, esta vez en por pasiva y casi sin tiempo para reaccionar.
Recordaréis que allá por 2013 nuestras autoridades aeronáuticas ya trataron de colar la obligación de hablar en idioma inglés en frecuencia "como medida de seguridad", cosa que tras celebrar una sesión de expertos se concluyó que más bien podía suponer el efecto contrario, sin mencionar que el idioma español es un idioma OACI (junto con el árabe, inglés, francés, chino y ruso) por lo que ya de por sí, por mero orgullo patrio y cuando no haya razones de seguridad que lo recomienden, debería ser un valor a proteger.

Pues bien, aprovechando la publicación de una nueva modificación del SERA, y como dirían en la crónica negra con nocturnidad y alevosía, ya que nuestros representantes sectoriales se daban por enterados del tema en una reunión a principios de verano cuando la DGAC advertía de las consecuencias de la entrada en vigor, sin aparente resistencia por parte de los usuarios recreativos del espacio aéreo más allá de la pataleta, de la obligación de hablar en inglés en la frecuencia de los ATZ de los aeropuertos de más de 50.000 movimientos IFR anuales.

El pequeño texto de marras, publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea hace más de un año y sacado a relucir este verano por la DGAC en una reunión con los representantes de los recreativos y a modo de "avisados estáis" ante el silencio y aparente aceptación de los afectados.

A esta medida, si hubiera habido intencionalidad de nuestra administración por proteger el idioma español en frecuencia ante la falta de evidencia de que sea peligroso su uso, podría haberse opuesto mediante los medios que la propia norma indica pero, a tres meses de la fecha límite para evitar este desatino, aún no se ha convocado ese estudio que nos excusaría de aplicar algo que aún nadie a demostrado que beneficie a la seguridad sino, más bien, todo lo contrario como sucedía en 2013 cuando primaban otras cosas en la iniciativa de nuestras autoridades.
" Los Estados miembros en los que, en la fecha de entrada en vigor de este Reglamento, el inglés no sea el único idioma utilizado en las comunicaciones entre la dependencia de ATS y la aeronave en este tipo de aeródromos, podrán decidir no aplicar el requisito de utilizar el inglés e informar oportunamente a la Comisión. En ese caso, a más tardar el 31 de diciembre de 2017, dichos Estados miembros deberán realizar un estudio sobre la posibilidad de exigir el uso del inglés en las comunicaciones entre la dependencia de ATS y las aeronaves en dichos aeródromos por motivos de seguridad, a fin de evitar incursiones de aeronaves en una pista ocupada u otros riesgos para la seguridad, al tiempo que se tienen en cuenta las disposiciones aplicables de la Unión y la legislación nacional sobre el uso de idiomas. Aquellos harán público el estudio y comunicarán sus conclusiones a la Agencia y a la Comisión.

Está bien clarito lo que hay que hacer, aunque ya vayamos tarde (como casi siempre). Luego no nos lamentemos porque, aunque no se afecta demasiado a los recreativos ya que los aeropuertos inicialmente obligados por la medida son poco frecuentados por las aeronaves ligeras, este gesto es como dejar que un vendedor a domicilio se te siente en el sofá: terminará vendiéndote algo que ni necesitas ni te interesa y que te saldrá bien caro.

Hoy las ATZ de aeropuertos de 50.000 movimientos y mañana, vista la aparente nula resistencia del sector a que le vendan enciclopedias, serán sus CTRs y TMAs.

Menos mal que, a falta de representantes sectoriales de lo recreativo activos, siempre nos quedarán los profesionales.



1 comentario:

  1. Según he oído, quieren que entre en vigor el 12 de octubre, toma ya, para celebrar el Día de la Hispanidad patada al español.

    ResponderEliminar